“Las editoriales publican a mediocres como Dan Brown para no despedir a sus empleados”

ELCONFIDENCIAL: http://www.elconfidencial.com/cultura/2013/07/12/las-editoriales-publican-a-mediocres-como-dan-brown-para-no-despedir-a-sus-empleados-124870/

2013071296gijon-inferior

“Siempre intento hablar de literatura y acabo hablando de política. Será cosa de la generación que vivimos la dictadura”. El escrito argentino Guillermo Saccomanno (Buenos Aires, 1948) se analiza a sí mismo después de todo un día de entrevistas y encuentros con la prensa. Acaba de ganar el premio Premio Dashiell Hammett en la Semana Negra de Gijón con Cámara Gesell, una historia que nació sin pretender ser una novela negra. Se trata en realidad de un relato social, una “radiografía”, según expresa el mismo autor, de la ciudad en la que reside. Saccomanno muestra un escenario de violencia y de delincuencia vinculado a la corrupción en Gessel, una pequeña ciudad de veraneo de la costa bonaerense.

Empezó queriendo “crear un pueblo”, desde la ficción, y al final se dio cuenta de que “estaba contando una sociedad, que es en la que vivo”, y que asegura que tiene puntos de contacto con muchos aspectos de la realidad española. “Mirar para el otro lado” y “ocultarnos detrás del miedo”, son esas características que arrastran ambas sociedades, semillas que germinaron en el seno de las respectivas dictaduras.

Saccomanno asegura no sentirse extranjero en España: por estas similitudes, y porque su abuela fue una emigrante gallega que marchó a trabajar a América. Hablar de la actualidad española le da respeto, dice, pero al final cae tratando de buscar similitudes entre ambos países: “Cuando veo la derechización de la economía, los deshaucios y los desocupados que tenés acá, me acuerdo de los años del corralito en Argentina. Les está tocando una experiencia que hemos tenido, producto de los gobiernos lameculos del FMI”, remata.

La novela cuenta una historia que se repite año tras año, tanto en Gessel como en cualquier ciudad de sol y playa: miles de veraneantes abandonan en otoño una ciudad balneario de la costa atlántica. El ambiente del estío se acaba y a cambio queda una ciudad fantasmal. El terror comienza con el suicidio de una joven de quince años embarazada de tres meses, un suceso que “desata el escándalo, un magma violento de asesinatos, engaños, adulterios y juegos de poder que la Villa intenta silenciar para preservar su imagen idílica y salvar la próxima temporada estival”, describe el dossier de Seix Barral, editorial que publicará el libro en España el próximo mes de septiembre.

 

Un relato descriptivo de la realidad de la que Saccomanno no puede escapar: “Un autor no puede escribir al margen de la sociedad, es inevitable aunque se trate de la ficción policial”. Es por eso que ha asegurado en varias ocasiones que Cámara Gesell no lo ha escrito él, sino que se lo dictaron: escuchar a la gente de su pueblo y recoger sus impresiones fue lo más “interesante” de todo el proceso literario para el autor.

Un pendrive salvó a la novela  

El escritor ha dedicado el premio Dashiell Hammett de literatura policial que ha ganado hoy en la Semana Negra de Gijón al “pibe chorro”, joven ladrón, y a los maestros que “combaten la marginación social” en las escuelas de la Argentina.

Tras conocer el fallo del jurado del galardón, Saccomanno ha explicado a los periodistas que  quería dedicarle el premio “al pibe chorro” que asaltó su casa de Villa Gesell y le robó el ordenador portátil. El autor ha recordado el momento en el que un delincuente juvenil le apuntó con una pistola “nueve milímetros” en la cabeza y le exigió que le entregara las cosas de valor. Saccomano ha narrado que pudo salvar la novela al esconder el lápiz de memoria que tenía en ese momento en el ordenador portátil que finalmente se llevó el asaltante.

Otros premios

No es la primera vez que Saccomanno obtiene un galardón literario. El año pasado recibió el Rodolfo Walsh también en la Semana Negra de Gijón, y en 2010 se llevó el Premio Biblioteca Breve por El Oficinista (Seix Barral).

El premio Walsh, destinado a obras de no ficción, ha ido a parar al mejicano Rodolfo Ravelo por su novela Narcomex. Historia e historias de una guerra, que cuenta la relación entre el narcotráfico y el poder político en su país.

El resto de galardones que ha fallado este viernes la Asociación Internacional de Escritores Policiacos, en el marco del festival literario y multicultural son: premio Silverio Cañadas para el argentino Horacio Convertini, premio Celsius para el español Emilio Bueso y premio Espartaco para Javier García Sánchez.

El festival, una cita multicultural dedicada a la literatura policiaca celebrado en la ciudad asturiana, que empezó el pasado día 4 y termina este sábado 14, ha cumplido este año su 25 aniversario.

Saccomanno, que reivindica “los géneros populares” porque son más libres que los “elitistas”, no se muerde la lengua para criticar la “hipocresía” de comentarios como el que hizo recientemente Dan Brown, en el que se congratulaba de vender tanto porque gracias a él las editoriales pueden publicar a otros autores menos comerciales: “Me parece un argumento de mala fe intelectual, aunque lo admito cuando viene de algunos editores amigos, que no tienen otra elección para salvar la empresa. Las editoriales publican a mediocres como Dan Brown para no tener que despedir a sus empleados”, sentencia.

Anuncios

One response to ““Las editoriales publican a mediocres como Dan Brown para no despedir a sus empleados”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: