C. S. Sughrue, un digno heredero de Spade y Marlowe

ÁREALIBROS: http://www.arealibros.es/literatura/c-s-sughrue-un-digno-heredero-de-spade-y-marlowe.html

00000000

 

El personaje de James Crumley es un sabueso duro, soez y con barriga cervecera, una creación del más puro género negro norteamericano.

Para todo aficionado a la narrativa policíaca, la colección que ofrece el sello RBA es un auténtico regalo. La han titulado ‘Serie negra’ y en ella podemos encontrar desde los más añejos clásicos del género hasta novelistas nuevos, pasando por los ahora tan de moda autores nórdicos. Pero, quizá, lo más destacado de ella es que recupera narradores minoritarios, olvidados o sencillamente poco conocidos en España a pesar de su calidad.

Entre éstos, es imprescindible citar al norteamericano James Crumley (Tree Rivers, Texas, 1939-2008), creador de Chauncey Wayne Sughrue, un sabueso que nada tiene que envidiar al Sam Spade de Dashiell Hammet ni al Philip Marlowe de Raymond Chandler. Fue precisamente tras leer a éste último cuando Crumley, que había sido jugador de fútbol americano y soldado en Filipinas, decidió escribir novela policíaca. Así nació Milton Chester Milodragovitch, protagonista de ‘Un caso equivocado’ y otros tres relatos pero, sobre todo, ensayo que le permitió llegar a Sughrue.

Éste es el héroe de cuatro de sus relatos pero son más que suficientes para apreciar a un personaje de la más genuina raigambre negra norteamericana. Más parlanchín que sus colegas citados, él mismo nos cuenta su vida en ‘El último buen beso’, una de las novelas que ha publicado RBA. Así, sabemos que pasó nueve años en el ejército, aunque dedicado principalmente a jugar al rugby y a espiar a sus compañeros. Después fue periodista deportivo hasta que se trasladó a San Francisco para disfrutar de la época hippy, si bien estaba demasiado maleado como para formar parte de ese movimiento. Fue entonces cuando, por casualidad, comenzó a buscar gente y se instaló definitivamente en Menwether, Montana. Una vida que le lleva a autodefinirse “como un pistolero a sueldo de segunda categoría o un alma errante de primera división”.

Tiene treinta y ocho años y barriga cervecera, la nariz rota y viste siempre Levy?s y jersey. Sus problemas con el alcohol le hacen procurar ir “dos copas por delante de la realidad y tres por detrás de la borrachera”. En una ocasión, estuvo a punto de casarse pero su novia lo abandonó por sus ataques de genio y lenguaje soez y, aunque a veces actúa de forma despiadada, no tiene mal fondo.

En ‘El último buen beso’, Sughrue llega a un bar de Sonoma en busca de un escritor alcohólico que deja al sabueso en simple bebedor aficionado. La dueña del negocio, que también posee un genial bulldog llamado Firewall que bebe cerveza, le encarga encontrar a su hija Betty Sue, fugada hace diez años. Por su parte, en ‘El pato mexicano’, la otra novela que nos ofrece RBA, Sughrue busca a Sarita Cisneros, esposa de un político tejano. El FBI y una mafia de narcotraficantes sudamericanos también pretenden encontrarla. Así, el detective estará acompañado de una bella agente encubierta y también de una panda de veteranos de Vietnam en una aventura vertiginosa que alberga más de una sorpresa. Con ella, Crumley obtuvo el Premio Dashiell Hammeten 1994.

Con un estilo duro, incisivo y veloz, que deja al lector sin aliento, indudablemente, James Crumley fue uno de los últimos grandes autores del género negro. No en balde, influyó en figuras como Michael Connelly, Denis Lehane o George Pelecanos. Precisamente éste último situó ‘El último buen beso’ entre sus tres novelas preferidas. Por su parte, ‘The New York Times’ dijo de él: “Si Chandler y Hunter S. Thompson hubieran colaborado para elegir un descendiente literario, hubiera sido sin duda Crumley”. Y su creación, el sabueso C. W. Sughrue, pertenece por derecho propio a la gran galería de “perdedores” de la novela negra norteamericana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: