IMAGINAMOS QUE EL FUTURO PERTENECE A LA NOVELA NEGRA (Eduardo Soto Diaz)

 

Eduardosotodiaz

Se puede afirmar que la novela negra, en la actualidad, aparece como la rama más intelectual de la literatura. A los menos avisados puede sorprender lo aseverado, pero debemos considerar que el tema de la gran novela negra es el asesinato. Y no creo que haya algo que nos acerque más al escenario de una situación límite, como la descrita por el danés Kierkegaard, que el “quitar la vida a otro”. Es esa acción se niega el ser del otro o, si lo prefieren, usando la violencia se instala sobre el ser, el no ser. Una fuente de reflexión que el alemán Heidegger evitó, creo yo, por no tener un idioma capaz de expresar el horror, la impiedad, el dolor, la ira, la irracionalidad que significa matar a otro. Un análisis fenomenológico, un lenguaje formal, no es suficiente para trasmitir el espanto de un crimen.

De tal forma que debemos coincidir que en el género negro se expresa el más intelectual de los oficios. Las meditaciones sobre la muerte tienen los logros más altos de nuestra cultura, por ejemplo, en el pensamiento de Sócrates alcanza su plenitud cuando, horas antes que cumplir la condena a muerte que dictó el tribunal de Atenas en su contra, dialoga sobre la muerte y el significado de esta.
Ahora, si a la novela negra le agregamos una connotación social, si describimos, sutilmente como es capaz un buen sicario al asesinar, cómo la clase dominante usa las estructuras del estado para silenciar sus delitos y castigar, a veces con inusual furia, los delitos de los otros; si reseñamos cómo las cárceles están repletas de delincuentes que provienen de familias de bajos ingresos, si señalamos cómo los delincuentes de cuello y corbata tienen un trato especial, inteligentes abogados y sentencias apeladas, tenemos la expresión global de nuestro siglo.
Pero tranquilos, no estoy aquí para teorizar sobre literatura, sino para presentarles un proyecto nuevo. Los libros no son como los hijos, sino más bien son como hijas, a las cuales podemos hacer cariño, consentir, tratar de retenerla a nuestro lado el mayor tiempo posible. Con las hijas somos tiernos y considerados. Algo parecido suele acontecer con lo que escribimos. Al igual que Walt Whitman, uno encuentra gustosa la grasa que rodea nuestros propios huesos.
De forma tal, que es la ocasión de presentarle a la menor de mis hijas, pero no a la última concebida. “Un paraíso imperfecto”  la escribí hace cuatro años atrás, cuando se conoció un horrible asesinato ocurrido en Gualleco, una pequeña localidad agrícola en el camino Talca-Curepto.  La víctima de ese crimen fue el cuñado del Canciller chileno, noticia que ningún diario ni emisora publicó. Pasó inadvertida a la prensa criolla, que es tan hábil para desmenuzar la farándula e informar sobre los robos ocurridos en las propiedades de barrio alto de la capital. La novela trata de un accidente semejante, pero que no tiene relación con lo ocurrido al pariente de ese personaje tan relevante y cualquier similitud es sólo mala fe del lector.
Imaginamos que el futuro pertenece a la novela negra. La literatura debe ser consecuente con su tiempo y la última trinchera de la crítica social, que muestre las virtudes y las llagas, los defectos y las miserias de la sociedad y del hombre, sin rendir pleitesía al status imperante, es el género negro, que por dentro es inmaculado como las verdaderas vírgenes.
Texto de Eduardo Soto Díaz en la presentación de su novela “Un paraíso imperfecto”. Mosquito Editores, Santiago, 2011.

http://www.revistalanegra.cl/policial/novela-negra-y-policial/imaginamos-que-el-futuro-pertenece-a-la-novela-negra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: