SEXO, Y BODA, EN NUEVA YORK

 

244_GM26821.jpg

  • Gillian Flynn publica un delirante y soberbio retrato de una pareja moderna

Es usual leer: este comentario contiene ocasionales «Spoilers» que pueden reventar el argumento. Sucede con toda novela de suspense y misterio y muy en especial cuando ésta progresa a base de continuos «twist» o cambios inesperados en su trama, como «Perdida (Gone Girl)». Aunque imprescindibles para analizar esta soberbia y desasosegante novela de Gillian Flynn, sin duda el relato de suspense más delirante y original que se ha escrito contra el matrimonio. El telón de fondo es la crisis: la matrimonial, la moral y la tecnológica que padece una pareja de pijos neoyorquinos.

El ideal del «chico de oro»

Internet está demoliendo las tradicionales redacciones de papel sin que el colchón digital amortigüe el batacazo de los despidos. Las relaciones parecen lo que no son en un mundo moral en el que nada es lo que asemeja. Y sin trabajo, la vuelta al mundo rural saca a relucir las lacras de una sociedad inmersa en la mentira. «Perdida» enfrenta dos puntos de vista: el sofisticado mundo de Manhattan y el rural de Tom Sawyer. El de la maravillosa «chica enrollada», escrito en forma de diario, y el relato del «chico de oro», ese ideal que toda mujer alfa desea encontrar. Dos narraciones que ponen de relieve este monumental embrollo que es la relación de pareja. Esa es la gran baza de la novela de Flynn: marear con ingenio al lector. Se inicia la novela como un cuento de «beautiful people» en el lujoso Manhattan. Lo pasa por «Sexo en Nueva York», lo lleva al Mississippi de Tom Sawyer y acaba volviéndolo todo del revés, como una sórdida aventura de James M. Cain. La singularidad de la escritura Gillian Flynn no es su estilo literario, son las trampas que se hace en el solitario. Funciona hasta que el «brutal twist» central disloca la novela, subvierte los personajes y las situaciones parecen girar en un carrusel enloquecido que lleva al lector por el camino de la amargura. Escrito con un estilo deslumbrante que convierte a estos dos cretinos clasistas neoyorquinos en patéticos personajes de una novela de intriga posfeminista. Lo mejor es el tono satírico –las críticas al feminismo de la mujer alfa y el macho encantador– que rememora la venganza de la resentida Mary Fisher en «Vida y amores de una diablesa», de Fay Weldon. Pero 25 son muchos años en la lucha de sexos y Flynn quiere doblar la apuesta con un metarrelato que ponga patas arriba el otro lado de la violencia doméstica. Y hasta aquí puedo leer.

https://esparregueranegra.wordpress.com/2013/03/22/perdida-gillian-flynn/

http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/1825348/cultura+libros/sexo-y-boda-en-nueva-york#.UWZcc4VmFYI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: